30 marzo 2013

Dia del Padre (y de la madre)

Posted by JUAN F BUENO On sábado, marzo 30, 2013 No comments

Hace un par de semanas se celebró el Día del Padre y en poco más de un mes haremos lo propio con el Día de la Madre. Más allá del contenido comercial,  ambas fechas me provocan una reflexión sobre la óptica desde la que nos están observando nuestros hijos.
Decir que la sociedad ha cambiado mucho es una obviedad que me podría ahorrar, pero no por ello deja de ser cierta. Y de igual manera la forma de educar a nuestros hijos y probablemente también la de implicarse en la paternidad.
En la generación de nuestros abuelos o bisabuelos estaba plenamente instalada la creencia de que el cuidado y atención a los más pequeños era más tarea de la madre que del padre. En especial en los primeros años de vida.
Afortunadamente esta situación dio un vuelco significativo y hoy es habitual ver a padres jóvenes y otros no tanto ocupándose con naturalidad de dar de comer, cambiar pañales, llevar al pediatra o compartir juegos.
Si bien esto que digo parece cierto en la actualidad también lo es que la referencia que representaban los padres, ambos en este caso, también se ha modificado. La madre se ha incorporado en muchos casos al mercado de trabajo (qué fortuna!) y es una mujer más preparada, multitarea y que dispone de menos tiempo pero no por ello renuncia a tener una familia (cierto es que con menor número de hijos). Y en cuanto al padre éste se ha alejado de la figura de férrea disciplina que inspiraba respeto, en ocasiones mezclado con temor.
No podemos mostrarnos indiferentes con los vertiginosos cambios que se han producido en las generaciones de nuestros jóvenes: un cierto desencanto y desesperanza; el acceso a las redes sociales; el cambio en las relaciones; en sus horas de ocio….
Ser padre ha cambiado mucho, pero ser hijo también. Ser padre es para siempre y aún encima no hay universidad en la que te puedas sacar un título que te habilite y un catedrático que resuelva tus dudas. Recuerdo en este punto la Escuela de Padres de mi admirado José Antonio Marina. Qué buena iniciativa.
A ser padre se aprende siendo. Ensayo, error. A veces éxito, a veces fracaso, pero siempre desde el amor. Un hijo bien educado y con valores sólidos que le sirvan de guía a lo largo de su vida es nuestra mejor obra, nuestro patrimonio más valioso.
Pero hay algo que siempre ha servido, que los tiempos no han conseguido cambiar. EL EJEMPLO. Ser modelo de comportamiento, de actitud para los que nos rodean, en especial nuestros hijos es el patrón de conducta más potente. Antes y ahora. De poco sirve decir a nuestros pequeños que hay que ser honrados cuando ven que sus progenitores llevan a cabo acciones poco íntegras.
Somos en gran medida los adultos reflejo de los mayores que nos han criado y educado. Por eso tener una referencia clara, firme y asentada de conducta es una garantía de nuestro proceder futuro.
Por eso el Día del Padre o el Día de la Madre sólo son uno más para que nuestras pautas y nuestras rutinas se reflejen en el espejo que en ocasiones son nuestros hijos.

Todo cambia, incluso las corbatas o los pañuelos de antaño han dejado paso a las tablets y demás aparatos de sofisticada tecnología.
Por cierto, este año me tocó un pantalón y un balón de cartón con una foto de mi hija..
De incalculable valor, por cierto.
Juan F. Bueno

0 comentarios :

Publicar un comentario

Suscríbete al Blog



contador de visitas
Contador de visitas
Ximo Salas Axtrid Moix Profind Club Pgarciaanton Minerva Tejero Esmeralda Díaz-Aroca David Oviedo Marta Romo Verónica del Rio Eva Collado Jose Luis Ubeda O R H