24 febrero 2015

Comunicar o morir

Posted by JUAN F BUENO On martes, febrero 24, 2015 4 comments
Comunicar de manera eficaz o morir en el intento puede parecer una exageración, pero no lo es. Pocas cualidades se han visto inalteradas con el paso del tiempo o incluso han ganado peso y en la actualidad pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Ser un profesional reconocido o simplemente mediocre.
Desde la época de los clásicos la retórica (el arte de hablar con elocuencia) se convirtió en un instrumento decisivo para encumbrar a personas que hacían del discurso casi su signo de distinción (hoy sería algo así como el branding). La evolución de los tiempos ha modificado los modos y maneras de expresarnos, pero sigue siendo una exigencia indiscutible el dominio de unas buenas habilidades comunicativas, no ya para garantizar el éxito, sino simplemente en ocasiones para no estar fuera de un mundo laboral cada vez más competitivo,  exigente y multidisciplinar.
 
Comunicar con persuasión significa ser capaz de cumplir el objetivo que hay detrás de cada mensaje, presentación o discurso: conmover, convencer, informar, lograr adhesiones. Pero ¿cómo abordar esas competencias que parecen esenciales? En primer lugar dejando de lado nuestras creencias limitantes (a hablar en público se aprende hablando en público; este camino no tiene atajos) y por otro haciendo un trabajo previo de reflexión y orden de ideas, objetivo, mensaje y tipo de audiencia.
 
Hablar bien en público, requiere previamente pensar bien en privado”. Y para ello hay que acabar con el temor al folio en blanco. Cualquier presentación o discurso debería empezar por responder a unas sencillas preguntas: ¿para qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿quién?

La llave maestra de una comunicación persuasiva eficaz radica en establecer una buena estructura del mensaje, lineal, sencilla de seguir y sobre todo que deja huella en nuestro recuerdo. Sólo de esa forma la audiencia se movilizará a la acción y habremos conseguido nuestro objetivo. Ese discurso debe tener un inicio, desarrollo y conclusión. Como si de una historia se tratase.
 
Todos los días asistimos a muchas presentaciones mediocres, que fracasan y caen en el más absoluto de los olvidos porque el ponente está más preocupado por sí mismo que por su audiencia. Si el ponente sólo se centra en sus nervios, su preparación y todo lo que rodea a su persona dejará relegado al público. Esa desatención hacia los receptores del mensaje se nota en no cuidar aspectos como hacer un inicio impactante (un video, una cita, un reto, una pregunta retórica), un desarrollo interesante, involucrando a la audiencia y un final memorable (recuerda, se trata de permanecer en el recuerdo). Algunas sillas se pueblan de bostezos y de personas que miran sin disimulo su móvil o su Tablet. Estos son síntomas inequívocos del estado de aburrimiento de la audiencia.

Empatizar con la audiencia exige dos requisitos: investigar cuáles son sus intereses sobre tu charla y comprender y superar las limitaciones que como público o asistentes a una conferencia o curso podemos tener. Piensa cómo te sientes cuando eres oyente y estás sentado al otro lado. 

 
Esas limitaciones vienen dadas por un lado por el tiempo de que dispones: el tiempo siempre es un recurso limitado y el volumen de información o conocimiento que manejas es muy superior al que podrías “encorsetar” en esa presentación de 30 minutos o una hora. Y por otro está la capacidad cognitiva de la audiencia: por muy inteligente e interesada que esté no podrá absorber grandes teorías ni datos en tan breve espacio de tiempo. El público se ve condicionado por las limitaciones propias de la memoria y su capacidad de procesamiento. De modo que el ponente tiene que hacer el esfuerzo de estructurar y presentar de forma atractiva, impactante y sencilla el mensaje. Algunos autores dicen al respecto: “cuanto más metes en tu presentación, menos saca la audiencia”.
 
Este es un tema con el que podemos ilustrar decenas de post porque son muchos los aspectos que hay que tratar para lograr persuadir a través de la comunicación, pero sólo citaré un elemento más que dejo como punto de reflexión: las decisiones que tomamos son las propias de seres emocionales, mitad razón y mitad emoción. Por eso las presentaciones que sólo muestran números y gráficos movilizan poco la parte emocional. Los datos dan confianza y seguridad, pero no tienen valor en sí mismos sino se asocian a las historias que representan y sobre todo, tener en cuenta que deben cubrir las necesidades de al audiencia.
 
Para convencer a tu auditorio necesitas algo más que la lógica, datos y hechos; necesitas la emoción, para desde ahí movilizar a la decisión.
                     
Recuerda, comunicar o morir, y no es una exageración.
 
Por último, no olvidar un recurso de valor incalculable como es la utilización  de los Mapas Mentales cómo elemento de ayuda y soporte para: No olvidar nada de nuestro discurso y estar pendientes de la audiencia y no de nuestras notas.

May Ferreira



  Suscríbete al Newsletter



Únete a la comunidad y recibe en tu correo el mejor contenido.

Más de 8.000 Suscriptores ya lo han hecho.

     https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

16 febrero 2015

Reputacion.com

Posted by JUAN F BUENO On lunes, febrero 16, 2015 1 comment
Estoy trabajando en la valoración de candidatos de un proceso de selección y además de sus CV suelo echar un vistazo a su presencia en redes sociales, y me ha hecho reflexionar de algo que nos suele pasar desapercibido: nuestra reputación.com.
 
 
¿Por qué en las Empresas “la reputación corporativa” muy vinculada a las redes sociales, es una de las claves para competir en mercados y sin embargo no lo cuidamos con el mismo esmero cuando se trata de la reputación personal?
 
Las Empresas con buena reputación se diferencian porque sus públicos (stakeholders) las perciben como más atractivas que a sus competidores, ¿no será el mismo proceso para cada uno de nosotros?.
 
Si bien es cierto que han sido las redes sociales las que se han encargado de echar por tierra muchas reputaciones, también son plataformas idóneas para exponer una buena reputación.
 
Los medios sociales son ciertamente positivos, sin embargo no se debe perder la perspectiva; cualquier comportamiento que se aleje de la calidad, la elegancia, la discreción y la ética, se paga con la pérdida de la reputación, bien personal o bien asociada a tu negocio.
 
Uno de los principales riesgos a los que nos enfrentamos ante una pérdida de reputación es la privacidad, si bien es cierto que existen herramientas que permiten la protección de ésta variable, en muchas ocasiones se activa demasiado tarde, y en realidad no siempre es tan controlable como deseamos, sin perder de vista que en tu esfera privada estás tú y personas vinculadas contigo que también pueden verse afectadas por tus comentarios de forma indirecta.
 
Ejemplos de comportamientos imprudentes que han supuesto la pérdida de la reputación online, dinamitando a veces su privacidad  existen muchos, y no siempre asociados a la gente más joven. Cañizares y su foto en la ducha, Olvido Hormigos y su vídeo a un amigo, Bisbal y sus pirámides de Egipto… recuerdo aquella esposa de un político británico y sus fotos en bikini subidas en twitter.
 
 
Las fotos que se suben alguna vez y, hecho públicas ya no son nuestras y cualquiera puede tenerlas y usarlas en cualquier medio por más que ahora queramos ocultarlas. Además no tienen fecha de caducidad. Ocurre que si has usado la foto con tu marido y tu hijo pequeño de unas vacaciones y subido a tu twitter como perfil esa foto estará ya visible siempre, también aquella bailando de forma loca con más de una copa en el cuerpo, o en bikini blanco semimojado.  No lo dudes, estará aquella foto con quien no debías estar y te han  hecho precisamente en ese momento  y te la han publicado o ese vídeo con aquel amigo en actitud poco discreta  que preferías no se supiera donde y cuando habeis estado o esa otra en su coche y alguien si la ha puesto en Google  … ya no hay remedio.
 
 
 Cuando, damos me gusta, comentamos o retuiteamos vídeos malsonantes de personajes grotescos diciendo frases soeces o insultos; cuando hacemos valoraciones personales en las que incluimos a otras personas con textos en los que usamos comentarios vulgares y ordinarios con palabras groseras y dejas traslucir la falta de sentido común de ese momento, tu reputación es la que esta bajando puntos, y sería bueno tenerlo en cuenta… casi todo es ya público y el lenguaje es el medio que usamos de publicitarnos.
 
El lenguaje conforma la realidad suelo decir en los programas de formación y a mis coechees. Wilhelm von Humboldt lingüista, quien con 13 años hablaba latín, griego y francés, además de alemán y de adulto llegó a hablar también inglés, español, euskera (en San Sebastián hay una calle dedicada a él), húngaro, checo y lituano pensaba que el lenguaje que usamos organiza la realidad en distintas categorías y determina la forma de pensar, de percibir y sentir la realidad que vivimos. Y añadimos que según organizamos y usamos nuestro lenguaje representamos como estamos percibiendo nuestra vida, cómo somos, cómo queremos que nos vean, en definitiva diseña nuestra propia reputación social y así será como al final nos van interpretar los demás.
 
Un axioma del que no debemos apartarnos decía un experto en redes es: No subas ni digas aquello que nunca expondrías ni dirías en la plaza de tu pueblo. Para construir y mantener una buena reputación online tus exposiciones en las redes (facebook, twitter, tuenti, badoo, instagram, linkedin, myspace, google +, meetic… ) deben ser prudentes, discretas y consecuentes con las palabras que uses.
 
Internet y las redes sociales han hecho pública nuestra reputación, es por este motivo que conviene tener muy presente que ahora más que nunca, la máxima “acto – consecuencia” adquiere dimensiones que hasta ahora eran desconocidas y no estábamos muy acostumbrados.
 
Quizás aunque parezca que son únicamente las Empresas las que deben preocuparse por su branding corporativo, no se debe olvidar que transitamos por el ciclo de los negocios personales sociales, lo que implica que la reputación online de cada uno de nosotros, es tan determinante que su pérdida no sólo afectará a tu prestigio personal, sino y lo que es más importante, a tu futuro.
 
Dejo encima de la mesa para más que pensar… revisar y quizás borrar algo no excesivamente meditado… aunque ya quede su huella en algún sitio.
 
Mila Guerrero
Visita el Blog de Mila, aquí.



  Suscríbete al Newsletter



Únete a la comunidad y recibe en tu correo el mejor contenido.

Más de 8.000 Suscriptores ya lo han hecho.

     https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

10 febrero 2015

El espejo negro de la IRA

Posted by JUAN F BUENO On martes, febrero 10, 2015 No comments
El discurrir de la vida nos hace conocer personas brillantes y humanamente admirables y otras mediocres, soberbias, viscerales, y en definitiva, susceptibles de ser olvidadas y apartadas cuanto antes. Pues bien, la vida, que nos depara de todo, puso en mi camino recientemente a algunas de estas últimas.

Como de todo se obtiene un aprendizaje voy a tratar de hacer un análisis objetivo de aquello que desconocía y ahora como he vivido, puedo contar de primera mano. Estas personas, digamos tóxicas, son una fuente de inspiración para la explicación de conceptos y sentimientos, ya que todo en ellas se expresa de forma exagerado, brutal. Descontrolado. Y además, he podido comprobar in situ que en ellas se exponen de forma nítida algunos tópicos, magistralmente expresados en el refranero español. 
 
La emoción que he descubierto a través de esta situación profesional ha sido la IRA. En mayúsculas. He podido sentir como esa persona que experimentaba una intensa ira concatena una serie de actividades profundamente estúpidas y cargadas de resentimiento, con dos consecuencias claras: poner en evidencia su personalidad torticera y llevar a cabo una serie de acciones ridículas (prohibiciones, amenazas, carta de un pseudo abogado). Resulta patético el resultado.

Sin embargo lo importante no es mi propia experiencia personal, sólo significativa para mí, sino el análisis de la vivencia, que es lo que quiero compartir desde este post.
 
La ira es una emoción básica que debemos permitirnos sentir. Produce una desazón y un dolor que de alguna forma se tiene que expresar para no convertirse en dañino y quedarse dentro de nosotros. La dificultad radica en conocer y reconocer esa emoción que nos invade, saber sus causas y a partir de ahí ejercer alguna técnica de autocontrol que nos permita dominarla y gestionarla. Detrás de la ira surge un torrente de energía, que si no sabemos tratar se puede convertir en nuestro peor enemigo, cargándonos de negatividad y hasta afectando a nuestro estado de ánimo y nuestra salud. Ese caudal de energía que lleva a esa persona a colocarse en una situación grotesca y necia se puede transformar en energía positiva que se puede convertir en mi compañera,  mi aliada.
 
Homans relaciona la ira y la culpa con la violación del principio de justicia.
José Antonio Marina afirma al respecto lo siguiente: “una persona (y por extensión, una cosa) me ha ofendido o ha obstaculizado la realización de mis deseos, lo que me provoca una reacción violenta contra el causante. Si puedo vengarme, la ira se desfoga y vuelvo al estado original. Si no puedo desahogarme, sólo hay tres posibles desenlaces de la historia: olvido, perdono o mantengo viva la irritación”.

En este caso, la ira se encona, se vuelve rancia, y de esta palabra deriva rencor, que los diccionarios antiguos definen como “cólera envejecida”.

Dominar nuestros pensamientos y sentimientos para que no nos perjudiquen claramente es un ejercicio complejo pero muy interesante, que yo misma estoy practicando. Sobra decir que esta situación vivida con esas personas indeseables (en este caso la protagonista es animada o aleccionada por alguna acólita, que le ríe las gracias, le anima y le incita) ha sido para mí una puesta en práctica de todo lo que ahora comento.
 
Ese trato recibido, ofensivo y provocador, generó en mí unas irrefrenables ganas de respuesta inmediata, tan insolente y desmedida como la que yo había recibido. Pero decidí esperar un cierto “enfriamiento”,  y tratar de gestionar mis emociones. Mi marido, conocedor de la situación me dijo :“Tu perseverancia y tu tesón están mejor empleados en personas a las que admiras y quieres” me dijo, y añadió “escribe unas líneas y analiza cuál es el aprendizaje de esto que has vivido”.
 
Esta conversación con él me trajo al recuerdo una cita famosa “el aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información”. Esa experiencia, aunque ha provocado malestar en mí, se puede convertir en una fuente de inspiración importante para desarrollar conceptos que he conocido en esta persona, y que como decía al principio se pueden explicar con el refranero: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Empresaria minúscula con dos o tres empleados que, cómo los tanques hinchables de  Sadam Husein en la tormenta del desierto, se multiplican exponencialmente para impresionar a las visitas (autodenominada Directora General); pretendido desinterés hacia el dinero cuando éste desencadena constantemente  auténticas peleas de gatas; soberbia infinita disfrazada de falsa modestia; trato encantador y amable con los clientes y mordaz,  altanero,  humillante y hasta vejatorio con los empleados (salvo con su acólita que le jalea cual palmero, es "la voz de su amo"); mentiras o falsas verdades en torno a su vida privada para proyectar una imagen inexistente y un afán desmedido por controlarlo todo. La persona poseedora de todas estas cualidades se suele ver a sí misma como asequible, orientada a personas, de talante moderado y comprensivo y muy muy profesional. No hay más que añadir. ¿recordáis la Ventana de Johari?. Otra interesante herramienta para explicar cómo nos vemos a nosotros mismos, y cómo nos ven los demás.
 
Si la ira no te devuelve tu propio reflejo porque el espejo se ha teñido de negro, sacúdete esa emoción, y esa energía conviértela en fuerza de voluntad, decisión y empuje para seguir con tu vida. El espejo volverá a reflejar la luz de tu mirada. Adiós Directora General de tus miserias.
 
May Ferreira




  Suscríbete al Newsletter



Únete a la comunidad y recibe en tu correo el mejor contenido.

Más de 8.000 Suscriptores ya lo han hecho.

     https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

02 febrero 2015

EBOOK Tendencias actuales en Formacion.

Posted by JUAN F BUENO On lunes, febrero 02, 2015 No comments
Descárgate gratis el ebook sobre Tendencias actuales en Formación de Directivos, Mandos y Técnicos: Nuevos tiempos, nuevos modelos. Aquí

https://nebula.wsimg.com/e52ff6decb9cd4257d798adcb2dec06f?AccessKeyId=566E78B74274A7C0A52A&disposition=0&alloworigin=1



Este ebook nos permite adentrarnos en algunas de las claves que hacen de la Formación un elemento estratégico para la competitividad de las organizaciones.

 

Muchas de las técnicas y herramientas formativas, que eran habituales hace muy poco tiempo, ahora ya no resultan adecuadas o no producen los resultados esperados.
 
Las técnicas propuestas en este ebook son el resultado de una profunda reflexión acerca de la eficacia del binomio: esfuerzo realizado versus resultados alcanzados.
Esta reflexión se traduce en un rediseño conceptual de las políticas y  estrategias de Formación, acordes con nuevas generaciones de Directivos, Mandos y Técnicos que se enfrentan a retos cada vez más desafiantes, en entornos muy cambiantes y a gran velocidad y de casi constante incertidumbre.
Estas nuevas técnicas y herramientas se han diseñado para despertar el interés y mejorar los resultados de la Formación, de manera notable y con una inversión en tiempo y dinero, mucho más alineada con los requerimientos y exigencias del momento.
Los nuevos modelos de Management exigen la puesta en marcha de programas eficaces de gestión del Talento que sean capaces de generar ilusión y engagement entre los colaboradores. Algunas claves para el logro de estos objetivos, las podemos encontrar  en torno a conceptos como el Neuromanagement, el Autoliderazgo, el Mentoring o el Storytelling.
Conceptos todos ellos desarrollados en el ebook: Nuevos tiempos, nuevos modelos:  Tendencias actuales en Formación.
Documento de rápida lectura y fácil comprensión cuyo objetivo es invitar a la reflexión a los responsables de desarrollo de talento de las organizaciones sobre el uso más adecuado de las nuevas técnicas formativas existentes hoy en día en el ámbito de la Formación.
Juan Bueno
 



  Suscríbete al Newsletter



Únete a la comunidad y recibe en tu correo el mejor contenido.

Más de 8.000 Suscriptores ya lo han hecho.

     https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

Rebajas: liderazgo al 50%.

Posted by JUAN F BUENO On lunes, febrero 02, 2015 No comments
El país entero está en rebajas. El paisaje urbano se adorna con carteles y publicidad que exponen la excelencia de la reducción de precios y el mantenimiento de la calidad.
 
 
Pues no, digamos que es una inexactitud, o una exageración o tal vez una falacia. Y no hablo de ropa y complementos (según la OCU es ahí donde los españoles empleamos los euros que gastamos en rebajas), hablo de algunos elementos o características que me parecen esenciales en las organizaciones y en las que veo más rebajas de las que me gustaría.


Sin duda vivimos, padecemos pero también disfrutamos una época única, llena de dificultades y oportunidades. Tal vez un poco extrema, lo admito, pero es un momento en que se requieren muchas habilidades sociales, ampliamente adiestradas o en su grado de excelencia. Ya ha sido objeto de comentario en posts anteriores que no es la inteligencia ni el buen curriculum el que determina alcanzar el éxito profesional. Hay otros indicadores, como la Inteligencia Emocional o el dominio de esas mencionadas habilidades, mucho más determinantes a la hora de marcar la senda del triunfo o el fracaso.
 
Pero a pesar de todo lo anterior, aprecio últimamente rebajas en esas competencias imprescindibles, en las que la aplicación de descuentos no son más que un claro perjuicio para las organizaciones y sus empleados. El Liderazgo al 50%, anímese, se podrá llevar un líder un poco sombrío, que jefea más que inspira, que ordena más que convence y cuya orientación a las Personas es similar a la sensibilidad del aparador que preside mi comedor. Pero su precio es la mitad, ¡no se lo puede perder!, animan los luminosos publicitarios. Peor es la oferta de 3x2 de algunos supermercados. Si se lleva dos líderes mediocres le regalamos el tercero. Y lo peor es que esa disminución en el precio va acompañada de una clara aminoración de sus cualidades.
 
Y esos líderes mermados los colocamos al frente de organizaciones importantes. Mi suegra siempre lo decía: “lo barato sale caro”. Y cuando tienes un jefe tóxico, adquirido en temporada de saldos, la devolución se convierte en complicada.
 
Las rebajas alcanzan el 70% en productos especiales, como la empatía, la tolerancia al error o la capacidad de plantear objetivos retadores e ilusionantes. Y no importa de quién es la culpa o la responsabilidad (esta palabra me gusta más), lo cierto es que esas tentadoras ofertas llenan los escaparates, cuidadosamente decorados. Craso error. Esas mermas sólo sirven para debilitar el valor de los equipos y la capacidad de liderar de los que están al frente.

Hay competencias en las cuales no vale la moderación, bien al contrario debería primar la exageración, el exceso, la abundancia. La restricción de algunas de ellas aminoran los recursos que tienen las Empresas para hacer frente a un mercado tan rápido como cambiante. No veamos sólo como se desinfla el precio, porque en ocasiones la calidad va a determinar mucho más el futuro, y lo que hoy pagamos con depreciación monetaria y nos parece un ahorro para el bolsillo mañana se convertirá en un menoscabo considerable para nuestra organización.

Me encantan las gangas en un modelito ideal que vi a principio de temporada, o en unos zapatos estupendos, pero en las personas y valores que tienen que formar parte de mi organización prefiero pagar el precio justo, ni más ni menos, y prefiero huir de ofertas que a la larga son onerosas.

Las rebajas, sólo en los grandes almacenes. Para el resto, lo mejor, y de lo mejor, lo superior.

May Ferreira




  Suscríbete al Newsletter



Únete a la comunidad y recibe en tu correo el mejor contenido.

Más de 8.000 Suscriptores ya lo han hecho.

     https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

Suscríbete al Blog



contador de visitas
Contador de visitas
Ximo Salas Axtrid Moix Profind Club Pgarciaanton Minerva Tejero Esmeralda Díaz-Aroca David Oviedo Marta Romo Verónica del Rio Eva Collado Jose Luis Ubeda O R H