14 noviembre 2016

La importancia de las Redes Sociales en el proceso de venta.

Posted by JUAN F BUENO On lunes, noviembre 14, 2016 No comments
La vertiginosa irrupción de las nuevas tecnologías está cambiando las formas tradicionales de venta. Realmente, todo está cambiando en nuestras vidas.
Quien quiera resistirse o ignorar esta circunstancia puede llevar a su empresa a la desaparición.

 
Gracias a Internet y las Redes Sociales el proceso de venta se ha “democratizado”. El vendedor ya no es el único que lo sabe todo acerca del producto. El consumidor, más informado que nunca, bucea en la inmensidad de la red antes de realizar cualquier compra. Y no solo sobre las bondades y precio de un producto determinado, sino también (e incluso más importante) sobre la opinión que otros consumidores tienen acerca de dicho producto.

Esto   ha provocado un cambio de posición en la figura del vendedor, que en otros tiempos atesoraba toda la información sobre el producto. Hoy en día nos encontramos que el posible comprador dispone de mucha información (a veces mayor que la del vendedor) antes de iniciar la compra y puede que incluso ya haya tomado la decisión de comprar. Por tanto el rol del vendedor no está tanto en tratar de convencer acerca de la venta, sino en ofrecer al comprador aspectos de valor añadido que reporten al comprador seguridad y tranquilidad, tales como garantía, atención post venta, fiabilidad, promociones, etc. 

¿Están preparándose realmente nuestros equipos de ventas para tomar la curva?

La adaptación de las habilidades de los equipos de venta al nuevo cliente, poco receptivo ante demasiada publicidad no demandada, pero dispuesto a conseguir mucha información sobre aquel producto que desea, es una tarea acuciante que nos demanda tomar medidas de manera decidida.

No hay sector o negocio, que se escape a este tsunami. Cualquier justificación que encontremos para no abordar este camino, será síntoma inequívoco de que estamos adaptando la técnica del avestruz. Afirmaciones como: “lo digital no va con mi negocio”, “el cliente siempre busca el contacto personal”, “nuestros clientes no están en las redes”, (recordemos que el 60% de la población española entre 16 y 55 años está en Redes Sociales)   nos sitúan en un pensamiento “perverso” que nos hace creer que vivimos en una pequeña isla en medio del océano a la que la transformación digital no va a afectar. Si hemos llegado hasta ese punto, o damos un giro drástico a nuestra estrategia de negocio o estaremos “cavando nuestra propia tumba empresarial”.


Nuevos clientes, nuevas ventas
Y esa modificación en la forma de actuar del cliente debe tener su contrapartida en el rol del vendedor, ya que por muy buenos resultados que la venta tradicional le hayan reportado en el pasado, corresponden precisamente a eso: al pasado. El futuro (ya presente en muchos ámbitos) de la mano de la transformación digital, ha venido para quedarse.

Aceptemos como válida la premisa que afirma que mi organización debe caminar hacia ese nuevo entorno digital. No obstante si queremos obtener buenos resultados, cada vez mejores  (objetivo de cualquier empresa) tendremos que crear una estrategia digital completa. Esta deberá ir destinada a la generación de contenidos de calidad, alineados con los valores de esta nueva generación de consumidores. Que despierten su interés y que posicionen nuestra imagen de marca en su mente de forma positiva y atrayente. Y que, de igual forma que ese nuevo consumidor sabe mucho de nosotros gracias a las Redes Sociales, nosotros también (y por el mismo canal) podemos conocer mucho acerca de él y de sus necesidades.


Por tanto debemos pensar que tener perfiles sociales en Twitter, Facebook,  Linkedin o Instagram, no es suficiente para abordar un cambio tan estratégico. Esto es solo una parte de la ecuación que va en la dirección de “ida”: la promoción de nuestros productos, generando un impacto positivo en la experiencia de cliente. Las Redes Sociales nos permiten incidir también en la dirección de “vuelta”, es decir en el conocimiento que debemos tener de las necesidades de nuestro cliente, para poder ofrecerle una propuesta de valor personalizada. Lo que nos va a permitir optimizar la eficacia de los equipos comerciales.

No podemos obviar el enorme potencial de Instagram como red B2C, con más de 500 millones de usuarios y en la que están presentes el 96% de las marcas de moda y casi el 49% del total de marcas. O YouTube, que con 1.000 millones de usuarios (el 33% del total de usuarios de Internet), es el sitio web de vídeos más visitado de Internet,  que cuenta con 1.000 millones de reproducciones de video al día, y es la segunda red para efectuar búsquedas locales. Las cifras mandan, poco hay que añadir a estos datos.

Comprar y vender: dos realidades divergentes.
Comprar y vender se han convertido en dos procesos que siguen caminos divergentes.

En los procesos de venta tradicional son procesos paralelos, en los que el comprador se dirige al vendedor, siendo este casi la única persona que le facilita información sobre el producto. Se inicia de esta manera y al mismo tiempo, el proceso de venta.


En los procesos de venta de nuestros tiempos, estos dos caminos empiezan en momentos distintos. El proceso de compra se inicia mucho antes, cuando el potencial comprador se dispone a recabar información sobre aquello que desea, compara precios, calidades, interactúa con otros usuarios e incluso consigue información relevante sobre la empresa. En este nuevo escenario, la decisión de compra se toma o se descarta mucho antes de contactar con el vendedor.

El proceso, por tanto tiene una representación así:
 
Durante este nuevo proceso, el consumidor actúa de forma diferente a su comportamiento tradicional, y son varios los estudios que ponen de manifiesto que éste es reacio a recibir ofertas comerciales de la empresa durante ese periodo de reflexión propia. A este nuevo modelo de ventas se le denomina venta social o social selling.

¿Qué representa la Transformación Digital en la Empresas?
¿Qué cambios concretos representa la transformación digital en las empresas? ¿Cómo afecta ese nuevo proceso de compra, al que hemos aludido, en los nuevos hábitos del consumidor? ¿Cómo tiene que adaptarse el vendedor?
 
El primer gran cambio es el perfil del cliente, que es una persona con poco tiempo disponible, con muchas posibilidades de informarse y con pocas ganas de recibir ofertas comerciales. Estos rasgos crean una nueva realidad de compra. Los usuarios, los clientes estamos saturados. Es tanta y tan variada la oferta comercial que resulta realmente difícil que ésta impacte, lo cual dificulta el proceso de venta por los canales tradicionales, que en este nuevo contexto ya no dan resultado.
 


Por todo ello el nuevo vendedor debe adaptarse, innovando, teniendo un profundo conocimiento de sus clientes, necesidades, gustos y expectativas,  logrando diferenciarse de la competencia y siendo capaz de construir una oferta de valor personalizada.
 
Las reflexiones de Darwin, 170 años después, siguen estando de rabiosa actualidad, “sólo los que se adaptan consiguen sobrevivir”. Hay que aceptar que el cambio es inherente a este nuevo mundo, y sabemos que los cambios de paradigmas provocan recelos e incertidumbre. Sin embargo permanecer estáticos aferrándose a sistemas tradicionales, nos llevará a una muerte empresarial segura.

El otro gran cambio que se produce en este nuevo perímetro del mundo digital es que los consumidores buscan ofertas adaptadas a sus necesidades y completamente personalizadas. Ya nadie quiere pagar por un servicio o producto que usa sólo en parte. Si no está personalizado y realmente ajustado a lo que está buscando, simplemente se irá a otra parte. Pero no sólo hablamos del momento mágico de la compra, sino que la magia debe estar en todo el proceso de búsqueda siendo éste sencillo, completo, intuitivo y sobre todo accesible desde cualquier tipo de dispositivos. ¿Necesitas algunos datos que avalen esta afirmación? Tal vez te convenza saber que:


Las compras a través de dispositivos móviles suponen ya la cuarta parte del total de las ventas on line”. El nuevo informe de IMRG y Capgemini identifica que un 26,2% del total del e-Commerce se realizó a través de dispositivos móviles en 2015.

Un  porcentaje significativo de madres jóvenes (19%) afirma hacer las compras de los productos necesarios para su bebé a través de Amazon o webs similares, en las que encuentra todo lo que busca. Pero el elemento diferenciador es que además puede interactuar con otras madres, blogueras o simplemente consumidoras como ella. Y además lo hacen fundamentalmente a través de sus móviles, de los que no se separan. Ya ni siquiera necesitan su ordenador!

Un estudio anual sobre e-Commerce realizado por RetailMeNot afirma que el comercio on line en España goza de buena salud. Se estima que el comercio electrónico crecerá un 18,8% a lo largo de este año, lo que supondrá una facturación de 11.450 millones de euros. Así, nuestro país alcanzaría un crecimiento del comercio on line superior al de Alemania, Reino Unido, Francia o estados Unidos.

Los nuevos equipos de ventas
En este mundo hiper conectado, exigente, cambiante e hiper informado es ineludible formar a los equipos de ventas en este nuevo entorno. Sólo así lograrán permanecer en el mercado y obtener los resultados que les permita seguir adelante. Por lo tanto la formación para adaptarse es hoy más necesaria que nunca. Esos equipos necesitan comprender el funcionamiento de las Redes Sociales, saber cómo investigar y detectar las necesidades de los futuros clientes y ser capaces de crear una experiencia cliente digital. Por lo tanto es imprescindible disponer de habilidades ligadas a esas nuevas tecnologías y el conocimiento de las herramientas o aplicaciones existentes en el mercado.

Por ello hay que alcanzar un muy buen conocimiento de las redes sociales, qué perfil de cliente está en cada una de ellas (profesionales, millenials, madres trabajadoras, estudiantes…) y qué esperan encontrar. Alcanzar ese grado de conocimiento o maestría en el uso de las redes sociales requiere enfrentarse a ese reto con ganas pero, sobre todo, con una buena disciplina de dedicación. A lo largo de cada jornada se convierte casi en obligatorio dedicar una parte de nuestro tiempo a ese continuo “buceo” e investigación. En caso contrario, las novedades nos arrollarán.

Otro aspecto que resulta obligado es crearse una adecuada reputación que desemboque en una marca personal sólida y solvente (branding). Si el vendedor es capaz de crear contenidos de calidad, dar buenas referencias, estar al día, ser capaz de recomendar aquello que más se ajuste a lo que desea el cliente, poco a poco será reconocido por éste como un experto y los clientes acudirán a él. Utilizar blogs, escribir artículos,  participar en foros y, sobre todo, estar al día de lo que sucede en su sector, son excelentes herramientas para obtener ese posicionamiento.

 
Según datos de Mckinsey, los equipos de ventas que llevan a cabo acciones de Social Selling consiguen aumentar su ratio de ventas entre un 20 y un 25%.

A lo largo de este artículo se ha mencionado en varias ocasiones la importancia de interactuar y sabemos que los potenciales clientes lo hacen con otros usuarios. Ahora son nuestros comerciales los que deben interactuar (y para ello conocer todas las herramientas que existen para llevarlo a cabo) con sus futuros clientes. Mencionamos algunas aplicaciones que son de gran utilidad en este sentido:

Sidekick. Esta herramienta une en una única plataforma la gestión de los clientes (Customer Relationship) con el envío de correos electrónicos. Proporciona datos relativos a los mails, si éstos llegan a la persona adecuada, si los lee, en qué momento, lo cual permite afinar mucho los envíos y sus contenidos.

CRM Social de Hubspot. A diferencia de los CRM tradicionales éste permite la gestión de los clientes a través de sus perfiles en las redes sociales. Así la información le llega al comercial muy depurada, lo que facilita que éste trabaje sobre los contactos de calidad dejando de lado los demás. Así su tarea irá mucho más focalizada a su objetivo.

Hootsuite, es una especie de altavoz de los clientes, facilitando de este modo conocer lo que dicen, lo que desean, lo que esperan, lo que no quieren en ningún caso, etc. Esta herramienta nos permite hacer el seguimiento de los clientes que nos interesan en todas las redes sociales en las que este interactúa.

Qwant y Addictomatic, ambas facilitan la búsqueda de información comercial de cara a incrementar el número de visitas comerciales y la calidad de las mismas.

Todas las herramientas citadas anteriormente tienen su funcionalidad profesional (de pago) además de funcionalidades (limitadas) de uso gratuito. Lo que nos permite experimentar con ellas antes de contratar un servicio de pago.

Permíteme que insista. ¿Tienes aún alguna duda sobre la inexcusable transformación digital de tu empresa?

Bienvenido a la era del Social Selling.
 
Juan Bueno.
Managing Partner de R&H Talento y Personas


https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

16 octubre 2016

La Ruta de la Transformacion Digital

Posted by JUAN F BUENO On domingo, octubre 16, 2016 No comments
Amazon ha seleccionado nuestro libro:
 
"La Ruta de la Transformación Digital"
 
Para su promoción especial de Octubre 2016 #publicaconkindle
 
http://www.rhtalent.es/editorial.html
 
Una ocasión irrepetible de disponer de este Best Seller por menos de lo que cuesta un café.
 
Descárgalo aquí
 

El equipo de redacción de R&H Talento y Personas



https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

Ceder o perder

Posted by JUAN F BUENO On domingo, octubre 16, 2016 No comments
La situación del panorama político español puede llevar a muchas reflexiones, pero tal vez la primera sería la necesidad de llegar a pactos, saber ceder, ponerse en el lugar del otro, abandonar posturas intransigentes, y en definitiva, hacer un auténtico ejercicio de negociación.
 
 
¿Por qué en ocasiones en nuestra vida familiar, social, o laboral adoptamos una postura intransigente, nos aferramos a una actitud vehemente y contumaz, y aun así somos capaces de exigir a la otra parte una postura tolerante y flexible. ¿Sabéis por qué ocurre esto? Por algo fácil de entender y difícil de resolver. Porque estamos convencidos de tener la razón, de estar en posesión de la verdad más absoluta. Y así, desde ese estado y con ese aire de intrínseca superioridad el camino es muy corto, porque no lleva a ninguna parte.

Edmund Jandt afirma “No es posible negociar acuerdos sin tener que ceder. Si no se cede nunca, no se está negociando. Simplemente, se está obligando al otro a someterse a la voluntad propia”. Y las relaciones que empiezan así tienen un futuro complejo y probablemente corto.
 
 
En ocasiones pienso que tenemos poca práctica negociadora y eso se refleja en situaciones como la que ahora vivimos. Pero no hace falta que sea en el ámbito político (que tiene su repercusión pública indudablemente), sino en cualquier faceta de nuestra vida donde debemos aprender desde pequeños a debatir, a buscar argumentos, a escuchar las razones del otro y a pensar qué puedo obtener y qué puedo o estoy dispuesto a perder. 

Y debemos aprender a ser flexibles, a descubrir que la flexibilidad no es un rasgo de debilidad, bien al contrario es una acción poderosa cuando soy capaz de modificar mi forma de pensar o una idea preconcebida porque alguien me ha convencido de lo contrario.

La capacidad de negociar en entornos hostiles es una de las destrezas más demandadas por las empresas en la actualidad. 

Acabo este artículo con uno de los autores especialistas en temas de negociación que con su afirmación debería hacernos pensar a muchos. Tal vez a todos.

Fisher plantea “La razón para negociar es obtener algo mejor de lo que se obtendría sin negociar”.

El equipo de redacción de R&H Talento y Personas



https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

01 septiembre 2016

Para la mayoría de los mortales las vacaciones se han acabado o están a punto de hacerlo. No insistas, no puedes agarrarte a la sombrilla de la playa y llorar amargamente porque te espera tu mullida silla delante del ordenador y la eterna sonrisa de tu jefe cuando se propone distribuir una variada selección de “marrones”. 


Tampoco vale querer trasladar la oficina a un entorno más llevadero en el que incluso tú mismo puedes enumerar las ventajas de trabajar en un entorno abierto, cooperativo, relajado, en el que el cosquilleo de la arena te haría todo más llevadero.
Y es que sabiendo como sabemos que las vacaciones son un parón imprescindible, del mismo modo sabemos que tienen su fin. Es indispensable contar con esos días de asueto porque al acabar el primer semestre del año según algunos estudios hechos al efecto, se incrementan de una forma exponencial los conflictos, enfrentamientos, disputas, rencillas, riñas, y alguna que otra trifulca con compañeros de otros departamentos que, en la cena de navidad, nos habían parecido unas bellísimas personas y, sin embargo cuando se anuncian los rigores del verano, se nos antojan unos pedantes insufribles.


Así que fuera tristeza, a sacudir la arena o el polvo del camino y a enfrentarse a un último cuatrimestre del año lleno de retos que en unos días nos tendrán enfrascados. Algo más relajados mentalmente y con buen aspecto. Aunque sólo sea porque en unos días nuestros hijos estarán pasando el trago de regresar a los rigores del colegio, intentemos contagiarles positivismo y aspectos que hacen alegre el regreso: contar las vacaciones que en definitiva es volver a disfrutarlas, volver a ver a los amigos, descubrir cambios en el colegio…

Y tu jefe, perdón líder, porque eres de los que no ordenas si no que inspiras, animas, haces crecer, asignas roles y tareas y ayudas a gestionar conflictos cuando necesariamente se producen. A ti te digo líder, con infinito respeto y prudencia, que cuentas con una plantilla relajada, morena y con las pilas cargadas tras las vacaciones, para hacer frente al último tirón del año en el que nos jugamos mucho para sacar adelante los resultados en este arreón final. 

Son muchos los objetivos que hay que rematar y gran parte de ellos están ligados a algunos de los temas más candentes de la actualidad, en los que resulta indispensable estar al día, saber, conocer y contar cada vez con más conocimientos y/o recursos. Solo por citar algunos de ellos:

La Transformación Digital (en niveles de sensibilización, diagnóstico o de implantación).
La adaptación al Cambio desde el aspecto técnico, social y humano.
La Flexibilidad para evitar que nuestro proyecto profesional se hunda y se adapte a los tiempos cambiantes que vivimos. 
La Resiliencia para tener capacidad y herramientas de aguantar circunstancias adversas y salir fortalecido de ellas.
La Cohesión de Equipos que se puede fortalecer a través de modernas herramientas basadas en técnicas de Gamificación (Lego Serious Play, construccionismo, juegos de escape…)
Programas de Liderazgo, Autoliderazgo, Coaching, o Mentoring
Programas de Eficiencia: gestión del tiempo, auto efectividad 5 ESES




Así que tú, líder tienes una responsabilidad directa en el desarrollo del talento de tu equipo, para que tus colaboradores no pierdan la sonrisa y la ilusión mientras el moreno, cada vez más suave, recuerda otros escenarios más relajados de estas pasadas vacaciones.

Y nosotros estamos aquí para ayudarte a implementar todos los programas que quieras poner en marcha.

Feliz regreso. Bienvenidos a la normalidad.

El equipo de R&H Talento y Personas




https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

28 junio 2016

La Transformacion Digital y sus efectos colaterales

Posted by JUAN F BUENO On martes, junio 28, 2016 No comments
La transformación digital es una auténtica revolución que ha hecho tambalear las estructuras de muchos negocios; las bases más tradicionales sobre las que se asentaba el mercado o el comportamiento más o menos previsible de los clientes. Sin duda alguna, es una profunda transformación de muchos aspectos relacionados con la forma de comunicarnos, establecer relaciones o hacer negocios. Y evidentemente abre un mundo de infinitas posibilidades ligadas a una mayor competitividad, modernidad o a alcanzar nuevos y apasionantes retos.



Ahora bien, como cambio profundo que supone una auténtica variación de muchos aspectos, también tiene efectos colaterales. Y pueden ser leves o graves. Pero no pueden ser ignorados si deseamos que ese proceso tenga éxito en nuestras empresas. Porque la transformación digital va mucho más allá que tener una página web navegable e intuitiva; aplicar algunas herramientas o apps; o utilizar algún servicio en la nube. Incluso de que algunos departamentos aislados de nuestras empresas,  digitalicen sus procesos.

Esa transformación afecta a tecnología y personas, a herramientas y personas, a nuevas aplicaciones y personas. En definitiva, a un nuevo enfoque integral del negocio.

¿Qué es lo que parece estar ocurriendo en este ámbito? Pues que todos estamos volcados con enorme intensidad en toda la parte tecnológica (o sea en las soluciones), que resulta imprescindible, pero estamos dejando un poco de lado a las personas que proponen, aplican, supervisan y en definitiva, conviven con toda esa avalancha digital. Que las personas caigan en el olvido en esta materia o que simplemente tengan un papel secundario, supone cimentar fracasos anunciados. 

Los cambios se implementan a través y/o gracias a las personas. De los profesionales que siguen siendo el capital más valioso de las organizaciones. Son ellos (los de a pie) quienes están en contacto con los clientes y con el mundo real. Si todo el esfuerzo y el foco se ponen en la parte tecnológica, que además suele venir de mano de los responsables de IT, podremos obtener para nuestra empresa herramientas y recursos de última generación. Pero si  en el camino de ese esfuerzo relegamos o postergamos los procesos de acompañamiento a los profesionales, esa transformación digital se quedará definitivamente incompleta. Porque sólo se sustentará en una de esas patas.
Si desatendemos a las personas los efectos secundarios no tardarán en aparecer.

Esta transformación digital lleva aparejada una profunda transformación cultural. Y todo cambio debe contar con una estrategia previa que tenga en cuenta todas las posibles dificultades que pueden (que van) a surgir en el camino.

Aspectos como la innovación, crear espacios para la creatividad, tener en cuenta la opinión de colaboradores pegados al negocio, combinándolos con las de otras personas que están al tanto de la calle, de lo que hay por ahí en asuntos de tecnología, pero también lo que otros están haciendo (con sus éxitos y sus fracasos). Imaginar nuevos productos, nuevas funcionalidades o nuevos usos. Imaginar quien puede ser nuestro competidor del futuro que, gracias a la tecnología, puede venir de fuera del sector. Abrir con generosidad las puertas para que fluya el talento digital, porque de otra manera, si no lo hacemos nosotros, otros lo harán en nuestro lugar.

Todos estos detalles, de gran importancia y a veces escondidos enfrente de nuestra mirada, pueden ser cruciales a la hora de emprender la singladura de la ruta de la transformación digital .

Juan F. Bueno



https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/



Otros post relacionados:

El Internet de todas las cosas aborda el cómo personas, cosas y datos pueden actuar de forma diferente. Hemos pasado ya ese primer estadio en el que Internet se usaba fundamentalmente para la búsqueda de información.


Los Millennials quieren trabajar en empresas diferentes a las que sedujeron a sus padres unas décadas atrás. Muy diferentes.



La transformación digital va mucho más allá del uso de Internet o las redes sociales. No sólo es tecnología. Eso sólo es una parte. Se trata de personas, procesos, formación, y nuevas formas de entender los negocios y de acercarnos a los clientes. 



La transformación digital, más allá de una moda pasajera o una tendencia, ha venido para quedarse. Y los gurús de este asunto no recomiendan dicha transformación para estar al día sino que lo hacen por criterios empresariales mucho más sólidos.

17 mayo 2016

Necesidad o deseo

Posted by JUAN F BUENO On martes, mayo 17, 2016 No comments

¿En qué se diferencian las necesidades de los deseos?

A veces confundimos estos dos términos y no son lo mismo. Las necesidades son imprescindibles para la vida. El deseo es lo que nos gustaría tener o que ocurriera, pero no conseguirlo no  merma ni la calidad de vida, ni la supervivencia, ni la felicidad.

Tendemos a buscar satisfacciones constantemente. Nuestra mente buscar el placer y gratificarse y puede llegar a confundir lo necesario con otras cosas que no lo son.

El marketing conoce muy bien esa delgada línea y la usa para dirigir nuestra conducta de consumidores.

La manera como una persona transforma sus necesidades en deseos depende de muchos factores: de sus vivencias, su educación, los entornos culturales y sociales… pero también y en gran medida, de su propio perfil personal.

Las 9 características de los perfiles menos vulnerables a confundir necesidad y deseo, son:

1. Resistentes a la enculturación, poco susceptibles a la presión social.

2. Independientes de la cultura y el entorno, se apoyan en sus propias experiencias y juicios.

3. Centrados en la realidad, diferencian lo falso y ficticio de lo que es verdadero y genuino.

4. Centrados en los problemas. Se enfrentan a ellos en virtud de sus soluciones, no como temas personales.

5. Disfrutan de relaciones personales íntimas, con pocos amigos cercanos y miembros familiares en los que confían.

6. Sentido del humor no hostil, prefieren las bromas a costa de sí mismos o de la condición humana, nunca dirigida a otros.

7. Alto grado de aceptación de sí mismo y de los demás, prefieren a las personas tal como son.

8. Frescura en la apreciación: una habilidad para ver cosas, incluso ordinarias, como preciosas. 

9. Tendencia a vivir con mayor intensidad las experiencias que el resto de las personas.

¿Y tú cuanto de vulnerable eres?

El equipo de redacción
R&H Talento y Personas



https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/


Otros post relacionados:



Dos sistemas modelan nuestro pensamiento: El rápido que afronta las situaciones desde las emociones y las intuiciones y opera de forma impulsiva, casi automática, sin esfuerzo ni sensación de control voluntario. Mientras que existe otro sistema más lento más deliberado, reflexivo y lógico, que requiere toda la atención y concentración, y un gran autocontrol porque dirige los esfuerzos en una búsqueda de alternativas antes de elegir una.

La toma de decisiones es una de las tareas más complejas y estresantes a las que nos podemos enfrentar si no sabemos gestionar esa incertidumbre de forma adecuada, pudiendo llegar a producir trastornos o patologías en casos extremos.


29 abril 2016

Internet de Todas las Cosas: La Tecnologia a tu lado

Posted by JUAN F BUENO On viernes, abril 29, 2016 No comments
El concepto Internet de todas las Cosas (IoT) es una tendencia que ha irrumpido con la fuerza de un tsunami y cuyas posibilidades son casi infinitas. El panorama que se extiende ante nuestros ojos es abrumador, implica a todos los sectores de la industria y puede mover millones y millones de euros en los próximos años.

http://www.amazon.es/dp/B01AOPX188

El Internet de todas las cosas aborda el cómo personas, cosas y datos pueden actuar de forma diferente. Hemos pasado ya ese primer estadio en el que Internet se usaba fundamentalmente para la búsqueda de información. 

Un interesante ejemplo de las posibilidades que se nos brindan es el de la empresa NextSeguros que para diseñar seguros a medida para sus clientes utiliza la información que le proporcionan los dispositivos instalados en los coches, disponiendo así de una información completamente real. 


http://www.amazon.es/dp/B01AOPX188
Pude parecerlo pero no es ciencia ficción. Podría ser el futuro pero en muchos casos ya es el presente.

El concepto de Internet de todas las Cosas está basado en la conectividad que tiene como objeto hacer más fácil la vida de los seres humanos. Puedo citar ejemplos que nos dejarán boquiabiertos: un dispositivo en la nevera que avisa de la fecha de caducidad de los productos; un inodoro que analiza la orina y recomienda la dieta más adecuada o dispositivos en los animales que recogen su productividad. O sea no se trata sólo de tener datos si no de utilizar esos datos para disponer de mayor conocimiento, poder tomar decisiones de forma compleja y por lo tanto disponer de más recursos para hacer nuestra vida más fácil.

El potencial de IoT es tan enorme que puede cambiar, más bien diría transformar profundamente toda nuestra vida.

Casi podríamos afirmar que en un futuro próximo las cosas que no estén conectadas no tendrán futuro. Hablamos por lo tanto de la fuerte tendencia  a provocar la interconexión digital de las cosas de uso cotidiano.


Internet de todas las cosas 3
Hay dos grandes campos de acción en el Internet de todas las cosas: el primero, el que he mencionado de la conexión de los objetos (muy encaminados a hacernos la vida más fácil) y el otro, denominado “Smart cities”. En este caso el IoT sirve para medir y gestionar algunos parámetros como energía, consumos, humedad, circulación, gestión de residuos, etc. de forma automática y sin que intervenga el ser humano. De esa forma se están tomando decisiones complejas que ayudan a reducir o hacer un consumo más racional de los suministros.

En algunas ciudades ya se están instalando estos sistemas en la red de alumbrado, alcantarillado, etc. Sus potencialidades podrán llegar al transporte o la sanidad. Si tenemos en cuenta que en el 2050 más del 60% de la población mundial vivirá en macro-ciudades se volverá imperativo racionalizar todos estos usos para su mayor eficiencia.

Es cierto que en muchos casos estos conceptos son un tanto difusos y lejanos todavía para el ciudadano medio pero su avance es imparable. Los cambios se suceden a velocidad tan vertiginosa que algunos de los avances que hace muy poco tiempo nos parecían revolucionarios, desde la óptica actual se ven ya como rudimentarios.

La Transformación Digital en que ya estamos inmersos cambiará de forma radical muchos negocios tradicionales que perderán su razón de ser, la forma de comunicarnos, entablar relaciones, o salir al mercado.

Este nuevo entorno con dispositivos que son capaces de conectarse a Internet y permiten que el usuario tenga el control u manejo de aparatos que le facilitan la vida ya está en marcha. Desde el punto de vista humano esto requiere una enorme capacidad de flexibilidad y una significativa adaptación a los cambios que se vayan produciendo. 

¿Nos gustará vivir en un mundo lleno de objetos sensorizados y monitorizados, interconectados, pudiendo emitir órdenes desde cualquier lugar? Siempre que se producen avances revolucionarios se produce el temor de pensar hacia qué sociedad caminamos, y se impone la búsqueda del equilibrio entre todos aquellos dispositivos y aplicaciones que aumentarán nuestra comodidad y seguridad frente a los posibles abusos y despersonalización que podríamos experimentar.
http://www.amazon.es/dp/B01AOPX188

Estamos ante un gran salto, lleno de beneficios indudables para la humanidad, ante un momento único, pero no podemos perder el norte ante toda esta tecnificación, y hay que tener siempre presente que el Internet de las cosas deberá estar al servicio de las personas. Porque detrás de aparatos, conexión, digitalización y más y más avances estamos los seres humanos. Y esa condición no debemos perderla de vista.

El equipo de redacción de R&H Talento y Personas



https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

Otros post relacionados:



¿Donde quieren trabajar los Millennials?

Los Millennials quieren trabajar en empresas diferentes a las que sedujeron a sus padres unas décadas atrás. Muy diferentes.


Piensa en digital

La transformación digital va mucho más allá del uso de Internet o las redes sociales. No sólo es tecnología. Eso sólo es una parte. Se trata de personas, procesos, formación, y nuevas formas de entender los negocios y de acercarnos a los clientes.

Verdades y mitos sobre la Transformación Digital

La transformación digital, más allá de una moda pasajera o una tendencia, ha venido para quedarse. Y los gurús de este asunto no recomiendan dicha transformación para estar al día sino que lo hacen por criterios empresariales mucho más sólidos.

07 marzo 2016

Piensa en digital

Posted by JUAN F BUENO On lunes, marzo 07, 2016 No comments
La transformación digital va mucho más allá del uso de Internet o las redes sociales. No sólo es tecnología. Eso sólo es una parte. Se trata de personas, procesos, formación, y nuevas formas de entender los negocios y de acercarnos a los clientes.
                     
Las organizaciones digitales han venido para quedarse, de modo que  un buen ejercicio de reflexión es pensar en qué situación se encuentra tu organización. No lo demores más. Es el momento de empezar a hacer cosas, de crear tu estrategia digital. Esto, desde mi punto de vista, no significa que haya que desechar todo lo que hemos hecho hasta ahora. Muy al contrario se trata de rescatar estrategias válidas, pero adaptadas a un entorno digital, con todos los cambios que eso conlleve.
Las empresas digitales son esencialmente innovadoras. Los procesos tienen que dejar de ser lineales, para convertirse en ágiles, muy ágiles, basados en el principio “‘fail often, fail fast, fail cheap’. Los clientes digitales son exigentes en cuanto a la rapidez, es más, exigen inmediatez.
                              
La innovación característica de las empresas digitales va más allá de productos o servicios, alcanzando a procesos y formas de entender los negocios. Y desde luego, abordar formas distintas de acercamiento y fidelización de los clientes.
Lo digital es una forma de pensar y hacer. En el ámbito empresarial caminamos hacia entornos menos jerarquizados, más horizontales y colaborativos, con una mayor capacidad de autogestión. En este mundo el conocimiento es un valor que fluye con naturalidad, se comparte de forma abierta.

El mundo ya no se divide en ricos y pobres, el mundo se organizará en torno a los que manejen la tecnología y aquellos que se queden al margen.

Aprender a trabajar de forma correcta en un entorno digital es esencial para nuestra salud y nuestra eficacia. La tecnología tiene como objeto facilitar nuestra vida diaria y hacernos más eficientes. Sin embargo todo tiene una doble cara y esa interconexión de dispositivos casi permanente que nos rodea debe ser bien gestionada para evitar convertirnos en esclavos de la misma o en seres incapaces de desconectar. 

Ramón Gurriarán, director de programas de gestión empresarial de EOI, afirma que “esto supone preparar a los profesionales en nuevas formas de trabajar cuyas características principales son la transparencia y la colaboración. El verdadero salto ya no es sólo tecnológico, si no organizativo y de gestión”.

Pensar que alguna organización o algún equipo de trabajo puede quedarse fuera del mundo digital supone asumir un riesgo enorme, porque no podemos ignorar que la generación de los Millenials, por ejemplo, no conciben su vida en un mundo que no sea digital, y ellos suponen el 40% del mercado. Realmente ¿alguien puede renunciar voluntariamente a esa cuota de mercado?
 
Otro aspecto que no podemos ignorar es el de la imperiosa convivencia entre dos generaciones diferentes: la de los emigrantes digitales, que hemos aprendido a trabajar en este entorno acuciados por necesidad laboral (con resultados aceptables) o la de los millenials que han nacido y crecido rodeados de dispositivos y tienen una tendencia natural hacia un entorno muy tecnificado. No conciben la vida de otra manera y hemos de convivir en empresas en las que los emigrantes aportamos experiencia y conocimiento del sector o el negocio y los más jóvenes y digitales que aportan la tecnología, un nuevo lenguaje y una forma distinta de relación con el cliente.

Pero hay dos factores humanos que debemos contemplar: hay que ser capaces de diferenciar entre estar conectado y estar enganchado, y no podemos dejar de lado las relaciones humanas. Sería una gran equivocación olvidar el cuidado de las relaciones personales, que sustentan toda esa tecnología. Personalmente no me gustaría visualizar un mundo robotizado, frío, sin contacto ni comunicación humana.

La hiperconexión puede aumentar nuestra eficacia pero no debe convertirnos en adictos tecnológicos, ni en meros usuarios de dispositivos. Somos seres humanos que precisan relaciones y comunicación y simplemente tendremos que adaptar esas funciones a un nuevo entorno.

Os dejo el video de la entrevista que AEDIPE realizó a Juan Bueno el 3 de Marzo de 2016, y que resume el fenómeno de la Transformación Digital


 
Piensa en digital y que la fuerza te acompañe. 

Si quieres saber todo acerca de este fenómeno, te recomiendo leas el libro que recientemente hemos publicado "La ruta de la Transformación Digitall", que está disponible en Amazon. Lo puedes descargar en:

http://www.amazon.es/dp/B01AOPX188


Publicado por May Ferreira.
Executive Manager de R&H Talento y Personas



https://acumbamail.com/signup/53558/ce1a82e2-847a-11e3-985f-02163e4563a2/

Suscríbete al Blog



contador de visitas
Contador de visitas
Ximo Salas Axtrid Moix Profind Club Pgarciaanton Minerva Tejero Esmeralda Díaz-Aroca David Oviedo Marta Romo Verónica del Rio Eva Collado Jose Luis Ubeda O R H