04 mayo 2013

¿TE QUEJAS O BUSCAS SOLUCIONES?

Posted by JUAN F BUENO On sábado, mayo 04, 2013 No comments
Escribir un post tras una comida como la de hoy es casi una proeza. Estuvimos en la "fiesta de la lamprea". Es una comida poco conocida fuera de Galicia, pero un auténtico “bocati di cardinale”, para los amantes de este pescado con aspecto poco atractivo, porque es en realidad un culebra de río. La digestión es complicada y reflexionar a través de estas líneas, tal vez ayude a digerir este puente de Mayo, tan familiar y gastronómico.
 



Aquí suelo ojear la prensa local, en concreto El Faro de Vigo y reconozco que, por contener muchas noticias de índole municipal o provincial, tiene  para mí un menor interés. Pero cuando paso aquí unos días, me gusta empaparme de esas noticias tan específicas, tan particulares, tan cercanas, porque muestran un mundo al que me gusta asomarme de vez en cuando.

Cada día aparece una nueva noticia de los afectados por las preferentes, que en esta Comunidad son muy numerosos y que impacta a mucha gente humilde, de un extracto casi rural y con escasos  conocimientos económicos. Si pensamos en productos financieros, de compleja rentabilidad, mejor ni mencionarlo. Sin embargo esas personas han sido "engañadas" por un sistema o sus representantes, que de forma despiadada les han arrebatado los ahorros de toda una vida, en la que se han privado de casi todo.

Leo también, con cierta pena, que el anuncio de 8 puestos de trabajo ofertados por una Empresa de Vigo, ha provocado una cola de 700 personas, que curriculum en mano y con la esperanza por bandera han acudido a la convocatoria. Lo leo con avidez, seguro que se trata de unas ofertas interesantes…. Tal vez me he precipitado en mi pensamiento optimista. La oferta es de... lavacoches. En la cola hay todo tipo de licenciados, ingenieros, gente que procede de la construcción, amas de casa… no hago ningún comentario porque cualquier cosa que diga ante tamaña situación resultaría frívola.

Me detengo en una conferencia coloquio programada en el Auditorio de Vigo bajo el título de este post “¿te quejas o buscas soluciones? Lucha por lo que quieras”. El planteamiento me parece correcto: ante una situación podemos optar por dos actitudes distintas, la de protagonista (de esa forma la solución planteada será de la persona responsable) o la de víctima. Esta última nos posiciona buscando excusas, buscando culpables, buscando qué circunstancias han provocado todo. Nos sitúa al margen, pero con un enorme desgaste sin duda.
 
En el primer caso, al convertirnos en intérpretes principales, podemos asumir los retos o desafíos que nos parezcan adecuados. Seremos los héroes de nuestra propia vida, para bien o para mal, porque a veces se gana y otras se pierde. Pero ese actor principal que decide mandar en su vida, tendrá la íntima satisfacción de decidir qué cosas emprende y por qué, adaptando sus iniciativas a sus diferentes momentos vitales.

El papel de víctima o segundón puede parecer más cómodo. Pero ¿realmente lo es? Las personas que asumen este rol se alejan progresivamente de sus objetivos, siempre buscando justificar los errores y los fracasos en la intervención de los demás. Y resultan muy cansados, poco atrayentes para los que les rodean. No resulta apetecible estar con personas que constantemente se quejan, aquellas para las cuales el lamento es su forma de vida. A mí personalmente me agotan, me consumen la energía.

Evidentemente es una opción de actitud que cada uno de nosotros puede seleccionar, elegir libremente. Y hay que aceptar que habrá personas que opten por una u otra. Es inevitable, pero al menos me parece útil tenerlas detectadas. En mi caso los lloriqueos y lamentos de los denominados “víctimas” me hacen poca mella. Aunque reconozco que hay que hacer un esfuerzo especial para que no te hundan. Estoy convencido que los estados de ánimo se contagian, por eso me gusta rodearme de personas vitales, con fuerza, apasionadas, optimistas en definitiva.
 
El título de este post se lo debo a ese coloquio programado en el Auditorio de Vigo, pero en realidad se lo dedico a todas esas humildes personas que luchan por recuperar sus ahorros y que aquí son protagonistas de noticias a diario. Se lo dedico a ellos porque valoro esa actitud poco mansa, de no resignarse. No se rinden, siguen luchando y la protesta es probablemente de las pocas armas que tienen en la mano. Poco más pueden hacer. Son personas del pueblo llano, de economías muy modestas que han quedado devastadas porque sus euros han ido a parar a productos financieros de nombre impronunciable para ellos. Lamentablemente en lugar de disfrutar de sus jubilaciones, después de una vida de trabajo, ahora madrugan para llevar sus gritos delante de los bancos, o de las autoridades.

Muchos de esos productos de ingeniería financiera llevaban el adjetivo de “fondos garantizados”. Ya sabemos cuál ha sido el resultado. Lo único garantizado es el valor que estas personas demuestran cada mañana.

La lamprea sigue en plena digestión. Pero no me quejo, estaba deliciosa.

Ya sabes, puedes elegir ser víctima o protagonista.


Juan F. Bueno

0 comentarios :

Publicar un comentario

Suscríbete al Blog



contador de visitas
Contador de visitas
Ximo Salas Axtrid Moix Profind Club Pgarciaanton Minerva Tejero Esmeralda Díaz-Aroca David Oviedo Marta Romo Verónica del Rio Eva Collado Jose Luis Ubeda O R H