24 abril 2013

Cambio, Compromiso y Calidad

Posted by JUAN F BUENO On miércoles, abril 24, 2013 No comments
Las tres “C” ´son ingredientes imprescindibles para luchar contra la situación actual. No serán  suficientes para alcanzar el éxito, pero si necesarios y básicos para ver la luz al final del túnel.
 
 
 
Sobre la primera "C", la del Cambio no tengo duda. Muchas  organizaciones de este país se quedaron en el camino al ser vapuleadas por una crisis que puso de manifiesto sus debilidades para adaptarse, ser competitivas y flexibles. En conclusión, para adaptarse al cambio. Algunas ya ni siquiera están, sólo se centraron en recortar costes y desconocían el término “innovación”. En una palabra, muchas ya no pueden cambiar porque ya no son, ya no están. Primera reflexión: Seguir el ritmo de los cambios  ya no es suficiente, hay que adelantarse.

Nuestro sistema productivo, basado en el ladrillo y una burbuja inmobiliaria ficticia, reventó. Seguramente duró más de lo razonable. Los cambios y la adaptación debieron  iniciarse hace mucho tiempo. Mirar al pasado sólo nos debe servir  para no repetir los mismos errores.

Pero el cambio se hace necesario es otros ámbitos. En la sociedad en general. Ya no vale vivir por encima de nuestras posibilidades, firmar contratos que no podemos cumplir, asumir obligaciones que nos van a llevar a un fiasco cierto. Ya no vale vivir sin valores, sin respeto por nuestras referencias. Sin  valorar al otro.
 
La segunda “C” es la del Compromiso. Nos comprometemos cuando somos capaces de llevar adelante aquello que nuestra conciencia acepta como válido y alcanzable.

El compromiso nos da fuerza y resistencia para avanzar. El compromiso de verdad sale del  interior de cada uno de nosotros y se materializa en aquello que logra movilizarnos: la familia, un proyecto, el trabajo, etc.

Una persona comprometida es aquella que va más allá de lo estipulado, de lo exigible. Es aquella persona que cree en lo que hace y le añade un plus de su cosecha. Una persona comprometida es un tesoro.

Y qué duda cabe que nuestro momento actual requiere de un nivel de compromiso alto, muy alto.  Tenemos que dejar de lado la indiferencia. No sirve de nada quejarnos de la mala situación que estamos viviendo, sin hacer nada por cambiarla. Y no olvidemos una buena dosis de reflexión para ver cómo el compromiso personal de cada uno puede contribuir a mejorar las cosas.
 
 
La tercera “C” es la de Calidad y hoy más que nunca debe de ser compañera de viaje. Se ha  convertido en la actualidad en un elemento estratégico, que estoy convencido que, junto a las personas y a la innovación, podrían ser los elementos diferenciadores en un mundo tan globalizado. Pero hasta tal punto, que los llamados modelos de Calidad o Excelencia,  alcanzan ya todos los sectores de nuestro sector industrial  y de servicios.

Pero voy más allá con el concepto de calidad ya que me refiero a su concepción global, aquella que las personas interiorizan como una fuerza poderosa que  impulsa a hacer las cosas de forma excelente. Y si hablamos de Empresas, debemos extender su acción más allá de la producción. Afecta a todos los ámbitos de la misma. Tiene que haber imbuido al miembro de la más alta jerarquía, pero también al más humilde de los empleados, al becario y a quien se ocupe de la limpieza. Es de todos y es para todos.

Y esa idea de Calidad absoluta, debe de invadir todos los rincones de nuestra sociedad. Ahora que las cosas van mal, hay que ponerse en pie, mirar al frente y hacer las cosas de forma impecable. Cada persona es la imagen de su familia, de su barrio, de su Empresa, de su país. Cambio, Compromiso y Calidad. Ahora más que  nunca.

Juan F. Bueno

0 comentarios :

Publicar un comentario

Suscríbete al Blog



contador de visitas
Contador de visitas
Ximo Salas Axtrid Moix Profind Club Pgarciaanton Minerva Tejero Esmeralda Díaz-Aroca David Oviedo Marta Romo Verónica del Rio Eva Collado Jose Luis Ubeda O R H